Este sitio web usa cookies, puedes ver la política de cookies, aquí Si estás confrma haz clic en Aceptar, por favor. -
Política de cookies +

Lactancia y nutrición del bebé

Publicado por en Cuidados del bebe el 11 Marzo, 2016 . 0 Comentarios.

Cuando los bebés succionan es habitual que junto al alimento ingieran cantidades más o menos importantes de aire que se acumula en el estómago y provoca incomodidad hasta que logra expulsarlo en forma de eructo. En algunas ocasiones tendremos que ayudar al bebé a mitad de la toma, otras al final, e incluso hay bebés que ellos solos expulsarán el aire por su cuenta en la cuna. Para ayudar en la expulsión del aire se coloca al bebé erguido apoyado sobre nuestro hombro o sentado en el regazo y se le dan golpecitos suaves en la espalda.

 

 

Los bebés tienen hipo con frecuencia; esto es debido a una contracción involuntaria del diafragma. No suele ser un fenómeno demasiado importante y en la mayoría de los casos se tolera bien y remite solo. A veces les ayuda cambiarlo de posición o colocarles boca abajo sobre las rodillas del progenitor.

La regurgitación es la expulsión no forzada de un trago de leche, al finalizar la toma, es diferente del vómito, que  echa mayor cantidad de alimento y con mayor fuerza. Es muy frecuente que los bebés regurgiten algo de leche los primeros meses y, salvo que sea muy constante y haga que el niño pierda peso, no tiene mayor importancia.

 

Ultima actualización: 11 Marzo, 2016

Productos Relacionados:

Comentarios

Deja tus comentarios

Deja una contestación

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Website: (Sitio url con http://)
* Comentarios:
© patchworkcerezo 2021    Diseńo web Valladolid 3A estudio